Sólo quedan cinco

Mal vestidos de tela de periódicos,
con los zapatos rotos por la esquina,
las caras peor lavadas, humedades,
mejillas que envejecen, torceduras,
los abrigos raídos que se caen.
La tela de periódicos desluce
definitivamente su presencia
pública, y ya suplican por las calles
reparación, arreglo contra el tiempo.
Eran doce caballeros del derecho
y hablan de épocas más benignas, cuando
desfilaban entonces todos juntos
(las miradas de sabios medievales,
eruditos, juristas, secretarios,
inclinados sobre ellos con deleite
profesional, discreto y concienzudo,
atendían los casos ejemplares,
suplían con doctrina dulce y suave
a los más tristes ángulos filosos
de tan cruel memoria en nuestro siglo
último, y ya caduco y feneciente).
Ahora tan sólo piden mendigando
amparo de su dueño,
y algún atuendo mínimo
…o alguna barata encuadernación.

Códigos españoles

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s